Adopción: límites y sentimiento de rechazo

Os doy la bienvenida a mi blog de experiencias.

Esta vez inicio hablando de los límites que ponemos a nuestros hijos e hijas. Claro, estoy hablando de aquellos límites que les ayudan a crecer como personas seguras  de sí mismas y autónomas.

Ya van muchos los meses en que analizo mi forma de poner  este tipo de límites a mi hija adolescente con un pasado de maltratos psicológicos y físicos. A veces responde bien, pero a veces responde de forma desproporcionada y pasando a actuar de forma descontrolada y agresiva.  Claro, se podrían comentar muchas cuestiones aquí. Pero lo que quiero resaltar esta vez son dos cuestiones descubiertas a través de mi reflexión:

a) me di cuenta, que mi hija tiene una sensibilidad impresionante en captar la emoción, por muy sutil que sea, que el otro proyecta sobre ella, sobretodo, si es negativa.

b) También, me di cuenta de que, sobretodo, mi hija actuaba así en mayor o menor grado cuando el contenido y forma de ponerle el límite, le hacía sentir “que yo, su madre, no la aceptaba, la excluía” o “que no la valoraba”. Es decir, le tocaba su herida no cerrada que todavía le dolía mucho.  Le confirmaba su experiencia en el pasado de niña invisible, rechazada, abandonada, mala y maltratada.  Entonces, ella sentía como a quien le tocan en carne viva y reacciona desproporcionadamente y retorciéndose de dolor.

Claro en la reacción frente a un límite  influyen otras variables, como por ejemplo, la edad, el grado de  cansancio y hambre del niño/a, su capacidad de modular sus emociones (que muchos de nuestras hijas e hijos no saben), el significado para el niño/a de la persona que pone el límite,  el contenido del límite (todos son dolorosos, y generan frustración, pero hay que ayudan a crecer y hay que no).

Pero, lo que quiero enfatizar hoy es que aprendí (con esta autoreflexión) a poner  límites a mi hija de forma y contenido más adecuada teniendo en cuenta el impacto de su realidad pasada. Valoro si merece la pena (en función de si le aporta a su crecimiento personal) y las circunstancias concretas existentes (nivel de cansancio, hambre…) En el caso de merecer la pena, aseguro mi plena tranquilidad y conecto con su estado emocional y necesidad del momento. Cuando le pongo cuido mucho mi tono de voz, expresión y el contenido verbal manteniendo una actitud de máxima acogida. Mi intención es que, aunque todo límite implica dolor, que se sienta estimada, reconocida, respetada y valorada incondicionalmente con lo que le estoy planteando. Y, mientras no se le cierre su herida (trabajo personal), evito que la forma y contenido de mi límite le dé pie para conectar con su herida primaria. Ante cuestiones importantes y, sobre todo, teniendo en cuenta la pre-adolescencia de mi hija, intento construir y consensuar los límites prioritarios previamente en diferentes tiempos. Con este conjunto de criterios, lo que he conseguido ha sido acompañar mejor a mi hija a aceptar los límites que le planteo.  Es decir, evito al máximo que estos le generen una respuesta agresiva desproporcionada y descontrolada como antes sucedía. El ejercicio de expresar su enfado o rabia hablando de forma adecuada es permanente, una vez establezco una relación con ella desde la conexión emocional, acogida y  tranquilidad.

Claro que me sigue siendo complejo poner límites, pero ahora acierto mucho más que antes en cuanto a que disminuyeron sus respuestas desproporcionadas.

En conclusión, que las mamás y papás que tenemos hijos e hijas que han sufrido malos tratos y negligencias de forma persistente tenemos que tener mucho cuidado qué límites ponemos y cómo. Sobretodo, si aún tienen acumulados rabia y dolor y,  en especial, cuando son  adolescentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s